Espada Petersen tipo G

Traducido por Jovan Perea

En la siguiente parte de esta serie sobre espadas, decidí enfocarme en un raro y pequeño grupo de espadas no muy conocidas – Las Petersen tipo G. Este tipo de espadas es prácticamente desconocido entre los recreadores, probablemente debido a su apariencia poco convencional y limitada distribución. El objetivo de este artículo será presentar este tipo al público general, para indicar su distribución y anatomía.

type-G-swordEspada tipo G encontrada en un valle, Oppland, Noruega (C1554).
Tomada de Petersen 1919: 85, Fig. 74.


Descripción

La empuñadura tipo G es considerada rara (Andoshchuk 2014: 55). No encontramos ninguna decoración de metales no ferrosos en ella. El pomo y normalmente la guarda tienen puntas adelgazadas torcidas en espirales que apuntan desde el mango hacia afuera. Aunque se sabe de una guarda recta (C21660), las guardas están torcidas del mismo modo que los pomos, dejando espacio entre las espirales y la hoja. En un caso las espirales del pomo están remplazadas por placas solidas que ocupan el mismo espacio, y la guarda solo muestra una ligera curvatura al final (C12749). En casi todos los casos el pomo consiste en una placa de 4 lados de varias alturas, donde la espiga se encuentra remachada, como en el caso de las tipo F. En dos casos, la espiga está directamente remachada sobre el pomo (C12749, SHM 19086), similar a las tipo M. Por lo tanto, aunque podemos ver que había una forma básica, relativamente seguido se encuentran elementos híbridos. Para las piezas identificadas, las guardas suele tener de 8-9 cm de largo, los pomos entre 6.5-7 cm, y el agarre longitudes de 7.8-8.5 cm.

Así como las diferentes empuñaduras, las hojas de este tipo tienen numerosas variantes. De un total de ocho piezas, cinco son de un solo filo y solo 3 de doble filo. Hasta donde sé, solo tres hallazgos están lo suficientemente completos para determinar su longitud total y forma (C12749, C21660, SHM 19086). La espada de un filo C12749 es de aproximadamente 77 cm de largo, de los cuales la hoja mide 61.5 cm. Ambas la C12749 y la fragmentada C1554 tienen una particular sección transversal, la cual se caracteriza por tener un filo que se extiende hasta un tercio de la hoja y un canal. Una sección transversal similar, pero sin canal, puede ser vista en la SHM 19086, la cual alcanza unos 65cm de largo con un excelente estado de preservación (Andoshchuk 2014: 357, La 1). La hoja más interesante de las espadas de un filo es la C21660, de la cual la hoja está hecha a partir de un scramasax franco damasquinado del siglo VIII, ensamblada quizá a principios del siglo IX; esta pieza bien preservada tiene un total de 65.5 cm de largo y un peso de 746 g (platica personal con Vegard Vike). El único espécimen de doble filo que mencionaremos aquí es el fragmentado (midiendo 36.5 cm), pero remarcablemente adornado con líneas damasquinadas en ambos lados de la hoja. El ancho de las hojas detectadas como de un filo es de 5.3–5.5 cm.

lapland-swordEspada encontrada a la orilla del lago Niåtsosjaure En Suecia Lapland (SHM 19086). Longitud total 65 cm. longitud del agarre 8.5 cm. ancho del agarre 1.8–2.9 cm. Largo, alto, y grosor de la guarda 8 cm × 0.8–2–1.8 cm × 2–1.2 cm. Largo, alto y grosor del pomo 7 cm × 1–1.7 cm × 1.5 cm. Ancho de hoja a nivel de guarda 5.3 cm. Fotografia: Ola Myrin, Stockholm State Historical Museum.

norway-type-g-swordEspada de un filo encontrada en un túmulo crematorio destruido en Jørem, Nord-Trøndelag, Noruega (T15088). Longitud total actual 37.5 cm. Longitud de la guarda 8.9 cm. Longitud del pomo 6.6 cm. Anchura de la hoja a nivel de la guarda 5.5 cm. Foto: Ole Bjørn Pedersen, NTNU Vitusskapsmuseet.

norway-type-g-sword2Espada de doble filo encontrada en un montículo en Bjørnstad en Buskerud, Noruega (C16208). La hoja tiene líneas de damasquinado de ambos lados. La guarda esta extraviada. El largo actual de la hoja es de 36.5 cm. Foto: Mårten Teigen, Cultural and Historical Museum in Oslo.

type-G-sword-norway-single-edgedEspada de un filo encontrada en Rokstad en Buskerud, Noruega (C12749). Variante hibrida con placas solidas en lugar de las espirales. La longitud total es de alrededor de 77 cm, de los cuales la hoja mide 61.5 cm. Foto: Mårten Teigen, Cultural and Historical Museum in Oslo.

scramasax-norwayEspada de un filo de Gjøvik (C21660), Probablemente creada a partir de un scramasax damasquinado franco del siglo VIII. Longitud total 65.5 cm. Largo del agarre 7.8 cm. Peso 746 gramos. Foto: Vegard Vike, Oslo Cultural and Historical Museum.


Distribución y datación

En cuanto a la distribución, Jan Petersen (1919: 84–85) es frecuentemente citado por escribir que solo se conocen cuatro especímenes encontrados al sureste de Noruega (2 especímenes de Buskerud y 2 de Oppland). La lista de Petersen fue extendida por dos hallazgos de Telemark por Per Hernæs (Hernæs 1985: Tab). Esta conclusión fue copiada por Mikael Jakobsson (1992: 201). Fedir Androshchuk (2014: 55, 357) volviendo a Petersen, mencionando solo los 4 ejemplares noruegos, y mencionando una pieza sueca que fue encontrada tan temprano como 1929 y escapo de la atención de los investigadores de ese tiempo. Mientras revisaba el catalogo noruego UNIMUS, encontré otra pieza noruega (T15088), esta ocasión de Nord-Trøndelag. Así que juntas tenemos ocho especímenes, que se encuentra distribuidos en lo que hoy da es Noruega y Suecia.

type-G-distributionDistribución del tipo G, de acuerdo con Jakobsson (1992: 220).

Investigadores polacos también incluyen la espada encontrada en el Golfo de Szczecin en la década de 1960 (Pudło 2011). Es una espada hibrida que asemeja la apariencia general de una tipo L, pero tienes las espirales del pomo propias de una espada tipo G. Como indicamos antes, no es raro para la tipo G tener características hibridas relacionadas a otras espadas –y es posible que la vieja hoja y el pomo pudieran ser actualizadas al tipo L, con el autor decidiendo usar los componentes viejos. Lo cual también es poco convencional es el hecho de que el pomo parece estar chapado en plata.

szczecin-swordEspada hibrida del Golfo de Szczecin. Tomada de Pudło 2011: Rys. 1, 3.

La clasificación cronológica de este tipo de espada es compleja, encontramos las espadas en situaciones sin contexto o en tumbas saqueadas. En nuestra opinión, podemos usar ambas, las hojas y la empuñadura para dar una datación aproximada. En cuanto a la empuñadura, Petersen sugiere (1919: 85) que es un tipo temprano que puede datarse antes del tipo F, lo cual parece ser una conclusión apresurada y sin fundamento (Andoshchuk 2014: 55). De cualquier modo, es verdad que ambos tipos comparten algunos elementos, particularmente, la corta parte superior del pomo. Es bastante probable que los tipos F y G evolucionaran juntos como descendientes del tipo A durante la primera mitad del siglo IX. De acuerdo a Ian Peirce, el tipo G puede ser una versión más ornamentada de las espadas tipo F (Peirce 2002: 47). El tipo G, junto con los tipos F y M pertenecen a un grupo de espadas, con empuñaduras ferrosas con un alto número de hojas de un filo (Hjardar – Vike 2011: 169). Las hojas de un filo pueden ser vistas como otra característica que apunta a un periodo anterior a la mitad del siglo X. La espada C21660 con la hoja hecha a partir de u scramasax franco también apunta a inicios del siglo IX, el cual es el periodo en el que estas armas siguen apareciendo ocasionalmente en tumbas noruegas (ej. B1188). Futuros hallazgos serán capaces de proveer un mejor testimonio para la datación de las espadas tipo G. Cabe mencionar que algunos autores datan el origen del tipo G a finales del siglo VIII (Jones 2002: 18).


Origen, Paralelos y posible función

La empuñadura tipo G es de una apariencia tan extravagante que es referida como una ramificación desarrollada independientemente. Petersen va tan lejos en su descripción que él considera las espadas tipo G como raras y forzosamente extranjeras, aunque no se atreve a mencionar un lugar de origen (Petersen 1919: 85). Después de casi 100 años y varios otros hallazgos, Se incrementa la probabilidad de que las espadas tipo G tengan su origen en Noruega. La misma conclusión fue expresada por Peirce, quien compara la distribución de la tipo G con la distribución de la tipo F (Peirce 2002: 47), y Androshchuk (2014: 55), quien interpreta que la espada encontrada a la orilla del lago Niåtsosjaure de origen noruego se trasladó a lo que hoy día es Suecia gracias a los contactos entre noruegos y lapones mencionados en las fuentes escritas.

La idea del que el pomo tipo G pudiera seguir de algún modo a los pomos prehistóricos de las espadas de antena, de la cuales algunas tienen similares terminaciones en espiral, es, claro, tentadora pero sin fundamento. El análogo más cercano es la espada báltica de antenas, la cual data a finales del siglo X principios del XI (Kazakevičius 1996: 15–18, 127–128). Este paralelo Báltico es digno de mención. De acuerdo a Kazakevičius (1996: 18), es un tipo raro local, el cual sin duda fue desarrollado en el territorio de la actual Lituania y lavita, donde se encuentran solo 12 especimenes. La empuñadura consiste en un pomo como de antena terminado en espirales o placas y una guarda curvada o recta, siempre montada en una hoja delgada de un filo. La placa de la cubierta del pomo de 4 caras en el cual la espiga debería estar remachada, no se encuentra en las espadas bálticas y las espigas están directamente remachadas sobre el pomo. Aunque Kazakevičius (1996) no hace comentarios sobre el tipo G y no lo asocia con las piezas bálticas, los elementos comunes con las espadas tipo G pueden ser las hojas de un solo filo, en algunos casos guardas rectas y, por supuesto, el pomo en forma de antena. Otro posible paralelo puede ser visto en los dussacks con guardas en forma de bote durante el siglo XV (Žákovský 2012). De acuerdo con Žákovský (2012: 695), estas armas de un filo pueden ser útiles tanto en conflictos armados, como en la caza y tareas de la vida cotidiana.

 

antennal-tipasEspada báltica con pomo de antena. Fuente: Kazakevičius 1996: 3, 6, 7, 8 pav.

Como podemos ver, todos los análogos que hemos mencionado están dispersos en tiempo y espacio. Por tanto, es lo más probable que se desarrollaran independientemente unos de otros. El denominador común, que causa la aparición de elementos similares, podría ser en función de la necesidad de un proceso más estético. Un modelo posible es que elementos decorativos similares aparecen cuando una espada con una simple, barra recta se vuelve moda, y hay una necesidad para variar el estándar y sobrepasarlo. También se puede ver una cierta tendencia en usar el tipo G en el re ensamble de viejas hojas, la construcción simple de este tipo tiene que jugar un papel en dicha situación. Desde un punto de vista funcional, las guardas con forma de espiral permiten algunas nuevas posibilidades de esgrima al atrapar la hoja del oponente. En este contexto, debe ser mencionado, que las piezas completas supervivientes son relativamente cortas y probablemente encontraran su aplicación en cierto tipo de combate armado, donde esta característica podría ser usada. La idea sería usarlas en duelos donde –hasta donde se puede confiar en algunas sagas – espadas largas no siempre eran permitidas. Por ejemplo, en la Saga de Kormákr (Cap. 14), Bersi es acusado por Þorkell de que su espada es más larga de lo escrito en la ley del duelo. Las espirales también permiten una buena oportunidad de fijar firmemente la espada a la vaina con listones (friðarband), lo cual sería deseable en situaciones donde el dueño quisiera mostrar una garantía de paz.

dmitry-swordReplica de una espada tipo G. Hecha por Dmitry Chramcov.


Espero disfrutaras leyendo este artículo. Si tienes alguna pregunta o señalamiento, porfavor contáctame o deja un comentario debajo. Si quieres aprender más y apoyar mi trabajo, por favor, dona en mi Patreon o Paypal.


Bibliografía

Androshchuk, Fedir (2014). Viking Swords : Swords and Social aspects of Weaponry in Viking Age Societies, Stockholm.

Hjardar, Kim – Vike, Vegard (2011). Vikinger i krig, Oslo.

Hernæs, Per (1985). De østnorske sverdfunn fra yngre jernalder : en geografisk analyse. Magistergradsavhandling i nordisk arkeologi – Universitetet i Oslo, Oslo.

Jakobsson, Mikael (1992). Krigarideologi och vikingatida svärdstypologi, Stockholm : Stockholms Universitet.

Jones, Lee A. (2002). Overview of Hilt & Blade Classifications. In: Oakeshott E. – Peirce, I. G. (eds). Swords of the Viking Age, Woodbridge: 15–24.

Kazakevičius, Vytautas (1996). IX–XIII a. baltų kalavijai, Vilnius.

Peirce, I. G. (2002). Catalogue of Examples. In: Oakeshott E. – Peirce, I. G. (eds). Swords of the Viking Age, Woodbridge: 25–144.

Petersen, Jan (1919). De Norske Vikingesverd: En Typologisk-Kronologisk Studie Over Vikingetidens Vaaben. Kristiania.

Pudło, Piotr (2011). Ponownie o wczesnośredniowiecznym mieczu wyłowionym z Zalewu Szczecińskiego. In: Materiały Zachodniopomorskie, NS 8, z. 1: Archeologia, s. 165–178.

Žákovský, Petr (2012). Tesáky s člunkovitými záštitami a jejich postavení ve vývoji chladných zbraní. In: Archaeologia historica, 37/2, s. 691–732.

20. března 2021

Napsat komentář

Vaše e-mailová adresa nebude zveřejněna. Vyžadované informace jsou označeny *

patreon - sponzoring

Rozvoj tohoto webu je mou prací na plný úvazek. Pokud se Vám tento projekt líbí a chtěli byste mne v jeho tvorbě podpořit, můžete se stát mým sponzorem prostřednictvím Patreonu.

The development of this site is my full-time job. If you like this project and would like to support me in its creation, you can become my Patreon sponsor.

KONTAKTUJTE MĚ! - CONTACT ME!

Máte-li jakýkoli dotaz, nabídku či připomínku, můžete mne jednoduše zkontaktovat skrze kontaktní formulář. Těším se na Vaše zprávy!

If you have any questions, offers or comments, you can simply contact me via the contact form. I look forward to your messages!